Actualizado: 8:45pm
25 de Septiembre de 2017

Posición 3

Opinión

Visitas: 364

29 de Septiembre de 2015

Comentarios:

Recta final para la paz

Por Yeiner Rueda.

La paz es un derecho universal que todos los pueblos deberían disfrutar, lamentablemente no es el caso de nuestro país el cual no ha gozado de paz desde su independencia, hemos tenido que sobrellevar guerras  y conflictos internos hasta el presente.

El actual proceso de paz que se está llevando a cabo en Cuba con la guerrilla de las FARC EP se encuentra en la recta final a poco menos de seis meses, se espera que para antes del 23 de marzo del 2016 se firme el acuerdo definitivo que ponga fin al conflicto entre el estado y este movimiento guerrillero y dos meses después se lleva a cabo la dejación de armas.

El proceso de paz acaba de cruzar la línea de no retorno, con la firma en el acuerdo sobre justicia se da el paso más firme e histórico para buscar poner fin a este conflicto, se puede afirmar esto por la única razón que este acuerdo en justicia busca que los implicados en el conflicto y no solamente los insurgentes sino también los agentes del estado se sometan voluntariamente a declarar sus crímenes y acogerse a rebajas de penas que pueden ser saldadas en el modelo de justicia restaurativa con penas de hasta 8 años pero si no se someten y no declaran sus actos pueden llegar a pagar hasta 20 años de pena privativas de la libertad.

Este punto del acuerdo era el más complejo pues suponía la forma como se deberían pagar los crímenes cometidos por los insurgentes, dejando este punto atrás lo que sobra son detalles. Con la firma del acuerdo,  lo que restaría en este proceso es la refrendación del acuerdo, que se llevaría a cabo posiblemente por elección popular, aun no se define el modelo si por medio de un referendo, llevando a las urnas y dejando en manos del pueblo la decisión de darle el aval a la paz.

Es de suponer que en esta etapa de refrendación, los adversarios políticos de la paz promuevan el no, motivados y estimulados bajo la idea que el proceso de paz es regalarle el país al terrorismo, darles amnistías y que nos convertiríamos en una dictadura castrochavista.

El principal promotor no basta mencionarlo, él enfrascado en su orgullo y malevolencia no concede un país que termine el conflicto más largo del continente por medio de los diálogos. Lo que nos resta a los millones de colombianos que deseamos la paz es luchar y defenderla, ponerle el pecho a la situación, respaldar los diálogos y apropiarnos del proceso con la firme esperanza de empezar a construir un mejor país para las futuras generaciones. 

 

Comentarios

Gironcity.com no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito.